Con 159 votos a favor y tres en contra, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó un proyecto de ley orientado a mejorar e incrementar la capacidad del sistema energético. la norma prevé habilitar a los usuarios residenciales y PyMEs a generar su propia energía renovable e inyectar y vender el excedente que produzcan en la red de distribución.

Conocida como Generación Distribuida, la propuesta fue girada al Senado tras ser aprobada en Diputados con el respaldo del interbloque de Cambiemos, el Frente Renovador, el Frente para la Victoria y el bloque Justicialista. Sólo se opusieron legisladores de izquierda.

Según el dictamen, el objeto de la ley es permitir a los usuarios de la red eléctrica generar energía renovable “para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red”. Se establece, asimismo, “la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución”.

Fuente: Futuro sustentable