Los valores de los productos lácteos han alcanzado un máximo, dijo Rabobank, señalando la perspectiva de una recuperación continua de la producción lechera en los países exportadores, aunque prevé la compra china “sostenida” para evitar una caída de precios.

Mientras que el sector había sido testigo de un diferencial de precio récord entre las grasas lácteas y las proteínas, los valores lácteos generales habían pasado por un “período de relativa estabilidad”, lo que sugiere un “mercado relativamente equilibrado”.

De hecho, parece que “los precios mundiales del mercado probablemente han alcanzado su máximo en el ciclo actual”, con los países exportadores ahora expandiendo la producción, en respuesta a los precios más altos.

“Crecimiento del producto se acelerará”

“La producción de leche a través del motor de exportación” había estado “en el modo de crecimiento”, alentado por el aumento de los precios de la leche en la granja, un 35% en la Unión Europea, por ejemplo, a partir de mediados de 2016.

De hecho, la tasa de crecimiento de la producción de leche “se acelerará en los próximos meses”, dijo el analista senior de Rabobank, Michael Harvey.

Mientras que el crecimiento de la producción de Oceanía ha estado a la baja últimamente, socavado por la sequía en Australia y las lluvias excesivas en Nueva Zelanda, en medio de la acumulación de volúmenes hasta el pico de primavera, el banco estaba “pronosticando un crecimiento saludable de la producción de leche” en ambos países.

“Compra activa”

Sin embargo, el aumento de los volúmenes en los países exportadores estaba siendo cubierto por las compras “activas” de la principal importadora china, que había avanzado a través de una acumulación de inventario y estaba viendo un crecimiento decepcionante de su propia producción de leche.

Una serie de salidas de los productores lácteos, frente a la débil rentabilidad, y un verano caliente ha dejado un crecimiento de la producción de leche de 0,2%, Rabobank dijo – una rebaja pronunciada de su estimación anterior de 1,2%.

Mientras que el banco recortó su pronóstico para el crecimiento de la demanda, también pronosticó una continuación de las importaciones de productos lácteos “muy fuertes” desde China, observando un crecimiento de un 35% año con año, en la segunda mitad de 2017.

“El sólido crecimiento de la demanda en el sudeste asiático continúa ofreciendo mayor apoyo” a los precios, dijo Harvey.

“Mercado equilibrado”

Teniendo en cuenta esta dinámica “las perspectivas es que el mercado lácteo continúe equilibrado”, dijo Harvey.

“El crecimiento de la producción de leche en las regiones de exportación está acelerando, y el ritmo se acelerará más en los próximos meses.

“Sin embargo, la compra sostenida de China debe evitar que el mercado sea abrumado por la oferta en los últimos meses de 2017.”

El banco preveía que los precios de exportación de la leche entera de Oceanía fueran de 3.200 dólares la tonelada en el período de octubre a diciembre, un alza de 40 dólares por tonelada en trimestre, mientras que los valores de leche descremada en polvo bajarán de 1.900 dólares la tonelada.

Los precios de la manteca se mantendrán elevados, a US$ 6.000 la tonelada durante el período de octubre a diciembre, un descenso de US$ 83 trimestre a trimestre, pero un alza de casi 50% año con año.

‘Presión a la baja’

Sin embargo, el banco pronosticó un retroceso en los valores de manteca por delante, a US$ 5.300 la tonelada en el período de julio a septiembre del año próximo, con los precios del queso cheddar retrocediendo también.

El aumento estacional de la producción de leche en el hemisferio norte a principios de 2018 “probablemente causará una presión a la baja sobre el complejo de productos básicos”, dijo Harvey.

Fuente: Rabobank
traducido por el OCLA de Agrimoney.com – por Mike Verdin