En el marco de una reunión con representantes del sector, el subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino aprovechó para avanzar en los contratos de compra-venta de leche como garantías complementarias bancarias.

Según describió el Ministerio de Agroindustria en un comunicado oficial, se trata de una iniciativa que apunta a “la instrumentación de los contratos y su valor como herramienta crediticia, para que el productor pueda obtener créditos bancarios”.

“Lo que se busca a través de este contrato es flexibilizar las garantías tradicionales, mientras que a su vez formaliza las relaciones entre productores con industriales, acordándose el volumen de leche a comercializar, metodología de determinación del precio, condiciones de pago, calidad, transporte, modalidad y plazos de entrega”, detalló la cartera que conduce Ricardo Buryaile.

En ese marco, Sammartino analizó la actualidad del sector junto a directivos de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APyMEL), el Centro Industria Lechera (CIL); el Banco de la Nación Argentina (BNA) y la Bolsa de Comercio de Rosario y señaló que el proyecto “mejorará la capacidad crediticia a los productores e incorporará a productores no bancarizados”.

Por eso, durante el encuentro se presentaron diferentes modelos de contratos para validarlos con los representantes de la cadena, que ya conocían la idea, ya que el Nación la había propuesto en su última línea de créditos para la actividad.

Fuente: Infocampo