Se realizó  el viernes 22, El Primer Encuentro Nacional de Jóvenes del sector lácteo que contó con charlas de capacitación y debates en taller. En las conclusiones, uno de los ejes es más asociativismo. También reclaman infraestructura y mejora en la calidad de vida de los trabajadores

Con la organización de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) se realizó el pasado viernes 22 de septiembre en el Auditorio de la Universidad Nacional de Villa María, el primer Encuentro Nacional de Jóvenes del sector lácteo.

Con la consigna de “empezar a escribir el futuro de la lechería”, centenares de estudiantes, profesionales, hijos de industriales y de productores, se reunieron para escuchar las charlas de capacitación y también para aportar iniciativas.

El ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, fue el encargado de dar apertura a la jornada. “Los jóvenes son parte hoy del sector lácteo, y van a estar dándonos ideas y aire fresco para repensar el futuro de la lechería”, afirmó el funcionario provincial, quien definió a la lechería como una actividad “muy querible y arraigada en nuestros pueblos”.

Busso también destacó que la Provincia de Córdoba “ha hecho punta para adherir a las buenas prácticas agropecuarias con un programa que reconoce económicamente a quien hace bien las cosas, que no es otra que hacer sustentable la producción desde el punto de vista ambiental y social”, manifestó.

A la hora de las conclusiones, los organizadores destacaron que hubo 23 grupos de debate y que entre todos sumaron 612 ideas.

Al cierre del encuentro, dieron a conocer “los factores clave” o los puntos comunes que tenían esas propuestas.

Entre ellos, estuvo la demanda de los jóvenes para que se fomente más el cooperativismo y distintas formas de asociación para mejorar la actividad. También reclamaron políticas claras de parte del Estado y una mejora en la logística y en la calidad de vida de los trabajadores.

La capacitación y el trabajo para mejorar la calidad de la leche que se produce, estuvo también entre los ejes centrales de las conclusiones.

La necesidad de una adecuada infraestructura, tanto en caminos, como en canales para evitar inundaciones, fue otro de los puntos que destacaron los participantes.

La mejor distribución de los márgenes de toda la cadena de valor lechera y la comunicación interdisciplinaria, fueron los últimos factores claves que sintetizan las ideas que surgieron en el encuentro.

Al cierre de la actividad, Pablo Villano, presidente de Apymel, expresó su agradecimiento destacando que el valor de la actividad es que “convierte pasto en leche y leche en productos que tienen un gran valor social. Por eso, queremos una lechería en la que estén todos incluidos”.

También estuvo el decano de Básicas, Germán Cassetta, y el intendente Martín Gill. El mandatario acababa de llegar de Irlanda, donde Villa María fue distinguida como ciudad del conocimiento por la Unesco.

En ese punto, dijo que le llamó la atención en cercanías a la ciudad de Cork, la cantidad de vacas lecheras y que al entrar a la misma ciudad encontró un museo de la manteca. “Allí el alcalde me explicó que Cork es el centro de la cuenca láctea más importante del Reino Unido. Por eso avanzamos en charlas para vincular nuestras universidades y para intercambiar tecnología”, destacó.

Como anécdota, dijo que encontró en ese sitio a una egresada en Ingeniería de Alimentos de Villa María, trabajando en una industria láctea de Cork.

Desde Apymel esperan que la experiencia iniciada ayer en Villa María tenga continuidad.

Compartimos una galeria de imagenes que resumen dicho encuentro

Fuente: El Diario del Centro del País